Nuestra

HISTORIA

Como su propio nombre indica, la Terraza del Cristina se ubica en el Edificio Cristina , a escasos metros de la Torre del Oro en Sevilla. Construido con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929, originalmente fue concebido como el Hotel Cristina, siendo único en su estilo, ya que supuso una fusión entre la arquitectura neocolonial y el Art Decó.

El 14 de marzo de 1929 fue inaugurado este hotel, cuyo precio, anunciaba la prensa de la época, rondaba la cantidad de 28 pesetas por noche para dos personas. Dispuso de 456 habitaciones y 100 cuartos de baño y eran frecuentes los espectáculos de corte español y flamenco, que se hacían en el sótano o parrilla en invierno y en La Terraza en verano

La Parrilla del Hotel Cristina, como así se llamaba al gran espacio diáfano que se usaba para baile y espectáculos, se localizaba en el sótano, ofreciendo baile con orquesta y vocalista para todo el personal, aunque la juventud más pudiente, no necesariamente huéspedes del hotel, solía habitualmente preponderar entre sus clientes. En verano estos saraos se trasladaban a la azotea del hotel, y en lugar de Parrilla se le asignaba el término de Terraza como ya hemos visto.

Su Arquitecto fue Modesto López Otero, autor de edificios tan emblemáticos como el Hotel Gran Vía o el edificio de la Unión y el Fénix Español de Madrid. Fue el mismo arquitecto el que diseñó los ornamentos de la fachada, seña distintiva de la Terraza del Cristina en la actualidad.

La Terraza del Cristina
th-lter-04

Patrimonio

DE SEVILLA

A mediados de los años 20, llegó la noticia de realizar la Exposición Iberoamericana de 1929 en Sevilla, y surgió la necesidad de otro hotel en la zona y resultó ser que los extensos Jardines del Cristina, situados entre el Palacio de San Telmo hasta la Torre del oro iban a ser usados para acometer dicho proyecto.

Lo llamativo es que aunque quizás no se aprecie a primera vista, este no es el edificio que hoy día conocemos.

El hotel fue derribado al 50% en los años 70 sin motivo aparente, y para sorpresa de todos, a principios de los 80 fue levantado el que hoy conocemos como Edificio Cristina. En la parte en la que nos encontramos es la única parte que no se derribó y que aún mantiene elementos de la época como los relieves ornamentales en la fachada, representado en nuestro logotipo.

Se trata de una copia casi exacta del hotel, pero si nos fijamos bien se aprecian ciertas diferencias como la distribución de ventanas y la decoración.

No está muy claro, pero parece que el hotel había entrado en una decadencia progresiva y los intereses especuladores quizás propiciaron que en los años setenta la piqueta hiciera de las suyas y acabara de un día para otro con todo lo que este hotel representaba y con toda su belleza interior. Su derribo fue prácticamente total, levantándose en su lugar uno nuevo, se conservó su aspecto exterior, aunque con algunas modificaciones, así como sus galerías porticadas de los bajos comerciales.

Sus paredes guardan secretos y curiosidades dignas de ser conocidas y preservadas como, por ejemplo, que durante años, uno de sus pisos fue vivienda del conocido torero Juan Belmonte y su familia (la cual tenía gran amistad con la actual familia propietaria), cuando el hotel pasó a ser un edificio de viviendas, motivo de más para visitarnos.

Se trata sin duda de un auténtico PATRIMONIO VISUAL DE SEVILLA que La Terraza del Cristina, su marca de Experiencias y su Centro de Negocios Cristina ofrece a sus visitantes y al público en general desde una perspectiva original y con un alto valor añadido.

La Terraza del Cristina
j-belmonte-brindando

Juan Belmonte

UN ILUSTRE VECINO

Y no podemos dejar de hablar de uno de nuestros ilustres vecinos, el Maestro Juan Belmonte, legendaria figura del toreo. Innovador de la tauromaquia, introdujo unas reglas del arte del toreo que en su tiempo se consideraron descabelladas por los riesgos de su ejecución, pero que nadie ha superado a lo largo de los cerca de 80 años transcurridos desde su irrupción en la fiesta, y constituyen el fundamento del toreo moderno.

Juan Belmonte se retiró definitivamente del toreo en 1936 dedicándose a la agricultura y ganadería en su finca Gómez Cardeña, en tierra sevillana. Allí vivía la mayor parte del tiempo, aunque seguía manteniendo su casa de Madrid y un pisito en el ático del hotel Cristina para sus estancias en la misma Sevilla, estancia en la que la Terraza del Cristina ha puesto a disposición de todos para disfrutar de las mejores experiencias así como de unas vistas singulares y preciosas de toda la ciudad de Sevilla, vistas que muy pocos, cómo Juan Belmonte, pudo disfrutar.

Una nueva

VIDA

Sus actuales propietarios, han tenido siempre la convicción de mantener el edificio en las mejores condiciones posibles, para lo que en el año 2005 comenzaron un proyecto de renovación paulatina del mismo. Una misión, con el fin de crear un punto en la ciudad basado en los servicios de calidad tanto a empresas, con la implantación de uno de los primeros Centros de Negocios en la ciudad, como a particulares y visitantes, con servicios complementarios de restauración así como de experiencias gastronómicas y culturales en un espacio acondicionado para acoger a todos aquellos visitantes interesados en nuestra cultura, tradición y gastronomía. Todo ello realizado con una clara vocación de contribución social y aporte de valor a nuestra ciudad.

Una vista

PRIVILEGIADA

Existen muchas vistas increíbles desde las distintas terrazas en Sevilla, pero sin duda esta es, por su amplitud y grandiosidad, una vista que cuando la contemplas piensas que es única y te hace sentir algo especial, una imagen emocionante de Sevilla con singularidad propia.

Muy posiblemente ésta amplitud de la vista y la posibilidad de observar los principales monumentos de la ciudad como la Torre del Oro a escasos metros, la Catedral, el Puente de Triana y la entrada del Río Guadalquivir, así como su conexión a la modernización de la ciudad con la Torre Sevilla. Todo desde un único punto, en definitiva una panorámica muy cercana a los 360 grados, hace de esta terraza el auténtico “Mirador de Sevilla” y un recuerdo imborrable que todo visitante debería llevarse consigo. Déjate sorprender por una vista única de Sevilla a la orilla del Guadalquivir.

CONTACTAR

Un atardecer

SINGULAR

Los atardeceres son, sin duda, uno de los momentos especiales de la Terraza del Cristina. Se trata de un momento único donde cada tarde se mezclan un sinfín de colores y matices que recrean estampas para el recuerdo y la admiración pausada. Existen fotos y postales editadas sobre estos atardeceres desde la terraza como si de un monumento se tratase, sin embargo, tener la ocasión de disfrutarlo en persona es una oportunidad que nadie debería dejar pasar en su visita a Sevilla.

Definitivamente, la “Quinta Visita Recomendada de Sevilla y la Primera Foto de Recuerdo”

Un lugar

PARA DISFRUTAR

No pierda

LA OPORTUNIDAD

Conozca las experiencias que le ofrecemos y disfrute de este mágico lugar en el cielo de Sevilla.

Haga click aquí para conocer nuestra oferta de experiencias.

La Terraza del Cristina
Paseo de las Delicias 1 – Planta 5
41001 | SEVILLA
Lunes a Viernes: 09.00 AM – 19:00 PM
Teléfono de contacto: +34 954 500 404